Una masía, un cortijo y otros alojamientos rurales para una escapada otoñal de lujo

Y con el valle del Tiétar a sus pies. Así es El Vergel de Chilla, una finca de dos hectáreas en mitad de un frondoso bosque a la espalda del pico Almanzor

Los comentarios están cerrados.

Sidebar

Translate »