Gargantas y Piscinas Naturales

VER

Hay muchísimas gargantas de agua cristalina provenientes de la nieve de la Sierra de Gredos que vierten sus frías aguas en el río Tiétar pero la más importante es la de la Garganta de Santa María.  En ella confluyen otras 2 otras dos, la Blanca y la Lóbrega. En esta gran garganta  se encuentran las 2 piscinas naturales que durante el verano son utilizadas para el baño y el disfrute del acalorado lugareño o visitante.  La de El Raso y la del charco del Risquillo. Nadar entre peces en un agua limpia y pura, tomar el sol entre rocas y estar rodeado de  abundante vegetación resulta bastante refrescante y reconfortante.

Al margen izquierda de la garganta de Santa María hay un paseo fluvial  estupendo. Hacia Madrigal de la Vera nos encontramos con la Garganta de Chilla, la de Tejea y la de Los Alardos. La zona de Candeleda es numerosa en arroyos Castañarejo, Remolinos, La Vejiga, etc. Por el camino te puedes encontrar muchos rincones únicos, pozas, manantiales y fuentes, para un íntimo y socorrido baño.

Translate »